Las tres menos cuarto

miércoles, 7 de enero de 2009

Manzana verde



Me sabe a manzana verde;
a esa dulce espada
clavada en el vientre,
que me vuelve ácida
y además me duele.
Al corte de un filo
que me parte y hiere.
Miedo a morir partida
es miedo a quererle ,
a la rotura del telo
entre río puente,
cielo raso cobijo,
tierra mojada nieve.
¡Qué no me saquen la espada!
Esa espada que duele;
que quiero morir partida
oliendo manzana verde.
Polvo en vena inyectado,
miedo, de tanto quererle.


1 comentario:

  1. Poesía en estado puro, un poema bonito de cojones Clau , besos

    ResponderEliminar