Las tres menos cuarto

martes, 23 de diciembre de 2008

Cometas mojadas


Prendida de una nube
quedose mi esperanza.
Cometas locas subieron
para intentar alcanzarla.
Resueltos el sol y el viento
las alentaban y empujaban
con la fuerza de la locura
y la alegría desatada.
Después de muchos intentos
el hilo se agotaba,
el papel preso del pánico
porque la lluvia amenazaba.
Y en este vaivén de dudas,
el amor firme intentaba
que prendida de la nube
la esperanza se quedara,
para que nadie la viera
y estuviera siempre intacta;
que si decide volver
el amor hará su llamada,
que para estas tareas
no sirven cometas mojadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada