Las tres menos cuarto

viernes, 31 de diciembre de 2010

Con los cinco sentidos





Con los cinco sentidos
metidos en el silencio
y la púa de la suerte
en la calma de los ríos;
con la liga que ata la pena
a este rodar de padecerse
y controlar los anhelos.

Con los pies y las manos
atados en nudos morales,
en cintas de raso en negro
y en capiteles de forja
que sujetan toda una vida.

Con los ojos ciegos mirando
pasar las noches y las lunas,
los caminos y los paisajes
por donde sale la salamandra
cuando inquieta te da el aviso
“nunca fuiste tan libre
ni tan dueño de tu mundo
como para amar a quien deseas
ni desear a quien no amas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada