Las tres menos cuarto

viernes, 14 de mayo de 2010

DE SOBRAS





Me sobran doscientas treinta y dos
palabras que no pronuncio.

Escucho hablar las voces de las sobras
sobras de banquete de pobre,
sobras de filosofía de bar.

Me sobran acueductos y jazmines
relojes medidores y amuletos
me sobran miradas de soslayo
velas encendidas a la virgen
y adivinanzas de mentiras piadosas.

Me sobra escuchar y hablar
acariciar el terciopelo y las estrellas
entonar canciones de otros tiempos
llorar en el cine y en la pena
y acudir radiante los domingos.

Me sobran las rosas y el romero
me sobra hasta el aire que respiro
entre las sobras de las sombras
de tu locura y mi miedo.

4 comentarios:

  1. Es demasiado, lo vuelvo a leer y no le sobra nada. Un abrazoooooooo

    ResponderEliminar
  2. un hermoso poema brillante con gran sentido
    tan solo amor me hizo estremecer muy bueno enhorabuena un abrazo pep

    ResponderEliminar