Las tres menos cuarto

viernes, 17 de mayo de 2013

A una poetisa

Le leo para que me toque

con los dedos virtuosos del arpa.

No hay huellas digitales

ni signos de lo pasado.

Nada puedo hacer cuando le leo

y me suenan dentro sus acordes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada